Guerra No Convencional (GNC): actividades realizadas para permitir que un movimiento de resistencia o insurgencia coaccione, interrumpa o derroque a un gobierno o una potencia ocupante operando a través o con una fuerza subterránea, auxiliar y de guerrilla en un área negada.


Los Zetas eran los ejecutores altamente capacitados del cártel del Golfo formado por supuestos desertores de las fuerzas especiales mexicanas conocidas como Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales (GAFE). Los GAFES se formaron en 1986 como una fuerza de reacción rápida de élite especializada en contrainsurgencia y guerra no convencional. Cuando entró en vigencia el Tratado de Libre Comercio de América del Norte en 1994, la GAFES recibió experiencia de combate en la brutal lucha con el izquierdista Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en Chiapas. Según reporte de Carlos Marín , el ejército envió a las GAFES a Chiapas para crear paramilitares y desplazar a la población para romper el apoyo del pueblo al EZLN, enfoque que se utilizaría años después contra el crimen organizado. En el libro de Ioan Grillo El Narco , describe cómo los cuerpos mutilados de rebeldes capturados por la GAFES fueron arrojados a la orilla de un río en Las Margaritas municipio con las orejas y la nariz cortadas, el tipo de violencia espectacular que Los Zetas luego estandarizarían en el Guerra de drogas.

Memorando del FBI de 2005 sobre Los Zetas

Se dice que algunos de los miembros originales de Los Zetas fueron entrenados por Estados Unidos en la notoria Escuela de las Américas, aunque los relatos varían sobre exactamente quién, dónde y cuándo. Algunos dicen que fue en Ft. Benning en Georgia, otros en Ft. Bragg en Carolina del Norte, mientras que otros rumores sugieren que fue en Ft. Hood en Texas. Según el teniente coronel Craig Deare (retirado), exdecano académico en el centro de gravedad intelectual de la política de defensa estadounidense en América Latina desde 1997, el Centro de Estudios Hemisféricos de Defensa (CHDS), era probable que más de 500 GAFES recibió entrenamiento de las fuerzas de operaciones especiales estadounidenses (FOE).

Según los informes de Al Jazeera:

Algunos de los miembros iniciales del cartel eran tropas mexicanas de élite, entrenadas a principios de la década de 1990 por el 7º Grupo de Fuerzas Especiales de Estados Unidos o "comedores de serpientes" en Ft. Bragg, Carolina del Norte, le dijo a Al Jazeera un ex comandante de operaciones especiales de Estados Unidos.

“Recibieron cursos de lectura de mapas, comunicaciones, entrenamiento estándar de fuerzas especiales, armas ligeras a pesadas, ametralladoras y armas automáticas”, dice Craig Deare, ex comandante de las fuerzas especiales que ahora es profesor en la Universidad de Defensa Nacional de EE. UU.

“Tuve algo de visibilidad sobre lo que estaba sucediendo, porque este [tema] estaba relacionado con cosas que estaba haciendo en el Pentágono en la década de 1990”, Deare, quien también se desempeñó como director [de México] en la oficina del Secretario de Defensa de Estados Unidos, dice.

El 7º Grupo de Fuerzas Especiales (GFE) se especializa en el enfoque que Estados Unidos ha adoptado con América Latina desde el final de la Segunda Guerra Mundial: guerra no convencional, contrainsurgencia y, más recientemente, contraterrorismo. Durante la administración de Reagan en la década de 1980, el 7º FES entrenó, apoyó y luchó con algunas de las operaciones especiales y fuerzas no convencionales más brutales y represivas en El Salvador, Guatemala, Honduras, Panamá, Colombia, Perú, Bolivia y Venezuela.

Un soldado de las fuerzas especiales de los Estados Unidos asignado al 7º Grupo SF, supervisa a un grupo de "Kaibils" de las Fuerzas Especiales de Guatemala que realizan un entrenamiento de puntería con pistola el 28 de enero en Poptun, Guatemala ( DVIDS )

Entre 1996 y 1999, 3.200 soldados , incluidos al menos 500 GAFES, fueron entrenados por el 7º GFE en los EE. UU. Para crear fuerzas "antinarcóticos" de élite para luchar en nombre de la agenda de seguridad nacional estadounidense posterior a la Guerra Fría.

Convenientemente enmarcado como una consecuencia irónica de la influencia corruptora de los cárteles, el entrenamiento de las fuerzas especiales de Estados Unidos se difundió al servicio de una de las organizaciones de narcotráfico más antiguas de México. En 1997, el mismo año en que se fundó el Centro de Estudios Hemisféricos de Defensa, Arturo Guzmán Decena, un GAFE más tarde conocido con el alias "El Zeta-uno ", supuestamente desertó junto con otros soldados mexicanos de élite para trabajar para el cartel del Golfo en Tamaulipas. Los GAFES entrenada por Estados Unidos en contrainsurgencia y guerra no convencional para combatir el narcotráfico se convertiría en una de las organizaciones narcotraficantes más infames de México: Los Zetas.

La Escuela de las Américas cambió la forma en que opera el crimen organizado en México. La aplicación por parte de Los Zetas de entrenamiento avanzado en insurgencia y terror justificó la decisión del presidente Felipe Calderón (2006-2012) de desplegar militares para enjuiciar la guerra contra el narcotráfico en su primer mes en el cargo. Las consecuencias de esa decisión han sido devastadoras para México.

INEGI

Según un memorando de la DEA de 2009, Los Zetas también reclutaron a otras FOE capacitadas en Estados Unidos en América Latina, como los Kaibiles. Los Kaibiles y otras fuerzas de seguridad guatemaltecas fueron entrenados por Estados Unidos en contrainsurgencia y guerra no convencional antes, durante y después del genocidio de 36 años en Guatemala. Después de que un informe de 1999 encargado por las Naciones Unidas determinara que las 200 mil personas asesinadas y desaparecidas por el Ejército de Guatemala fue un genocidio, la Escuela de las Américas cerró brevemente antes de abrir un año después como el Instituto del Hemisferio Occidental para la Cooperación en materia de Seguridad (WHINSEC). Según testimonio del Mayor Joseph Blair, un ex instructor de la escuela, los cambios fueron solo superficiales y se enseñó un plan de estudios idéntico con los mismos manuales de instrucción. Entre 1999 y 2010, 3,555 soldados guatemaltecos , muchos de ellos Kaibiles, fueron entrenados por Estados Unidos a través de WHINSEC y otros programas.

A los Kaibiles se les enseña a matar sin piedad ni pensamiento. Durante el entrenamiento, a los reclutas se les da un cachorro para que lo cuiden y se vinculen durante varias semanas antes de que se les ordene matar al animal con sus propias manos, beber la sangre y comer la carne cruda, un método que se ha difundido desde entonces a los GAFES y otras fuerzas que entrenan con los Kaibiles. Al igual que los "comedores de serpientes" del 7º GFE de EE. UU., Los Kaibiles matan para comer y viven para matar. Su lema es: <<Si avanzo, sígueme. Si me detengo, aprémiame. Si retrocedo, mátame!>>

En 1982, los Kaibiles masacraron a 226 personas en la aldea de Dos Erres en Guatemala. Según la Aclaración de la Comisión de la Verdad de las Naciones Unidas e informes de ProPublica, llegaron en medio de la noche y acusaron a los vecinos de ser simpatizantes de la guerrilla. Los niños más pequeños murieron aplastándose la cabeza contra los árboles y los lados de los edificios, mientras que los niños mayores fueron asesinados con un martillo. Los adultos fueron interrogados y torturados, uno por uno, y las mujeres fueron violadas por los Kaibiles. Los Kaibiles también cortan los fetos de las mujeres embarazadas. Después del interrogatorio, los adultos también fueron asesinados con un martillo y los cadáveres fueron arrojados a un pozo. Unos años después de la masacre, uno de los oficiales de Kaibil que había supervisado la atrocidad, Pedro Pimental Ríos, se convirtió en instructor en la Escuela de las Américas. Fue extraditado de Estados Unidos en 2012 y sentenciado a más de 6.000 años de prisión por su participación.

Según un memorando desclasificado de la Agencia de Inteligencia de la Defensa (DIA) de 1994, fuentes de inteligencia describieron tumbas clandestinas fuera de una instalación militar guatemalteca. El memorándum describía a soldados guatemaltecos que volaban cautivos sobre el océano antes de empujarlos desde helicópteros hacia la muerte, una técnica que también se usa en Argentina . En 2015, el ex militar chileno Jaime García Covarrubias fue arrestado por torturar y ejecutar a siete personas en 1973. Había sido miembro de la facultad del Centro de Estudios de Defensa Hemisférica durante 13 años.

Después del final de la Guerra Fría, los Kaibiles fueron reutilizados para luchar contra la nueva mayor amenaza de Estados Unidos a la seguridad nacional: las drogas. De 2007 a 2014, la capacitación de las FOE de EE. UU. Se triplicó en América Latina, principalmente en el área de responsabilidad (ADR) del Comando Sur del Departamento de Defensa de EE. UU. (SOUTHCOM) en el Caribe, Centroamérica y Sudamérica. El ejército estadounidense continúa entrenando a los Kaibiles hasta el día de hoy.

Soldados estadounidenses entrenando con Kaibiles en operaciones de información, julio de 2019 (DVIDS)

Mientras el ejército mexicano libraba una guerra nominalmente contra organizaciones violentas de narcotráfico como Los Zetas, el ejército estadounidense desarrollaba y difundía una nueva doctrina para librar una nueva guerra regional contra el terrorismo en América Latina. Un artículo académico de 2007 describió un nuevo modelo operativo distribuido para comando y control (C2) para el Comando de Operaciones Especiales en el SOUTHCOM ADR de EE. UU. Basado en el enfoque del Cuerpo de Marines de EE. UU. (USMC), los autores reconocieron el enfoque del USMC como "más adecuado para entornos de contrainsurgencia y no combate, donde los objetivos son más ambivalentes". Según los autores:

En operaciones de maniobras militares estándar donde misiones como “atacar esa posición” están claramente definidas, la definición [convencional] de C2 es suficiente. Sin embargo, en un entorno ambiguo donde FOE a menudo opera, la misión (por ejemplo, planificar y ejecutar GNC [Guerra no convencional]) no está tan claramente definida. Como resultado, un operador especial en el campo debe poder operar con la máxima autoridad, flexibilidad y agilidad para responder a los cambios inmediatos que surgen de situaciones dinámicas. La definición de USMC refleja precisamente cómo el personal de SOCSOUTH se acerca actualmente a C2 en su teatro de operaciones.

Los oficiales del ejército colombiano que estudian en la Escuela de Comando y Estado Mayor del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos en la Universidad del Cuerpo de Marines reconocieron rápidamente las ventajas del enfoque estadounidense. Según un artículo académico de 2008 de oficial militar colombiano:

La capacidad del enemigo para dispersarse en pequeñas unidades empleando tácticas de guerrilla contra las fuerzas convencionales obliga a los ejércitos regulares a buscar cambios de doctrina. Una de las alternativas para contrarrestar la ventaja de este oponente es incorporar el uso de operaciones distribuidas.

Operaciones distribuidas describe un enfoque operativo que creará una ventaja sobre un adversario mediante el uso deliberado de la separación y acciones tácticas coordinadas e interdependientes habilitadas por un mayor acceso al apoyo funcional, así como por capacidades de combate mejoradas a nivel de unidades pequeñas.

...

Las Fuerzas de Operaciones Especiales son pequeñas unidades que trabajan solas o en combinación entre sí en operaciones militares directas e indirectas, a menudo utilizando tácticas de guerra no convencional. El uso de tácticas no convencionales es esencial en la guerra moderna. El enemigo emplea diferentes tipos de tácticas no convencionales y la única forma de obtener ventaja contra él es hacer lo mismo.

En otro artículo académico de la Escuela de Comando y Estado Mayor del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos de marzo de 2010, un oficial militar del USMC elabora su tesis de la siguiente manera:

El mejor apoyo que el Departamento de Defensa (DoD) puede brindar para ayudar al gobierno mexicano a fortalecer sus instituciones de seguridad son las habilidades de las Fuerzas de Operaciones Especiales de Estados Unidos.

...

La experiencia militar estadounidense en El Salvador, Colombia, Filipinas, Irak y Afganistán sería de gran valor para el ejército mexicano. El 'plan Columbia' ... fue ejecutado por el Comando Sur de EE. UU. y es una excelente plantilla para la construcción de seguridad / antidrogas en México. En Columbia, el personal de las FOE se utilizó para "enseñar recopilación de inteligencia, exploración, patrullaje, tácticas de infantería y contraterrorismo". El papel de las FOE en Colombia era el de asesores y las unidades estadounidenses tenían "prohibido participar en operaciones de contrainsurgencia". Si bien se utilizan unidades FOE en México, lo más probable es que se aplique la misma restricción. Otro ejemplo sobresaliente del uso de SOF como asesor tuvo lugar en El Salvador en 1981. El congreso estadounidense aprobó el uso de 55 soldados para entrenar y asesorar al ejército salvadoreño. En 5 años, ese ejército creció de 20.000 a 56.000 soldados. Un centro de capacitación creado en El Salvador aseguró que la policía se convirtiera en una fuerza mejor y redujera las violaciones de derechos humanos.


En marzo de 2009 , las fuerzas de seguridad de Guatemala afirmaron haber encontrado un campo de entrenamiento utilizado por "Los Zetas" en un rancho en Quiché. Todos huyeron cuando llegaron las fuerzas de seguridad y aparentemente se escaparon. Un mes más tarde , después de un tiroteo mortal en la ciudad de Guatemala, las fuerzas de seguridad confiscaron miles de armas pequeñas, granadas y municiones supuestamente de "Los Zetas" que provenientes a los militares guatemaltecos.

Twitter


Los "Mata-Zetas" debutaron el 19 de junio de 2009 en Cancún, Quintana Roo. Ejecutaron a 5 personas y arrojaron los cuerpos en un lugar público con la cabeza y el rostro envueltos en cinta adhesiva. Dejaron una nota con las víctimas, que decía:

Somos el nuevo grupo 'mata zetas' y estamos en contra del secuestro y la extorsión, y vamos a luchar contra ellos en todos los estados por un México más limpio.

Fieles a su palabra, los "Matazetas" comenzaron a hacer apariciones en todo México entre 2009 y 2011, en Guanajuato , Veracruz , Michoacán y Guerrero , entre otros lugares.

DVIDS

En junio de 2010 , durante la Asociación de las Américas y Southern Exchange, las Infantería de la Marina y el USMC viajaron a Manzanillo, Colima para entrenar con la Marina Mexicana. Los marines estadounidenses eran de la Compañía Charlie, 3er Batallón de Asalto Anfibio, 1ª División de Infantería de Marina. No se especificaron las fuerzas de la Armada. Los marines estadounidenses enseñaron operaciones militares en terrenos urbanos (OMTU), lo que esencialmente significa limpieza de habitaciones, así como peleas con cuchillo y combate cuerpo a cuerpo.

Un mes después, en julio de 2010, la Marina mexicana mató al jefe del cartel de Sinaloa, Ignacio "Nacho" Coronel, el " Rey de Cristal ", en una redada en Zapopan, Jalisco. Nacho Coronel pasó de contrabando varias toneladas de cocaína desde Colombia a través del Pacífico. Su sobrina, Emma Coronel, estaba casada con Joaquín "El Chapo" Guzmán. Se dice que la muerte de Nacho Coronel hizo que el cartel del Milenio se dividiera en dos facciones, una de las cuales ("Los Torcidos") estaba dirigida por Nemesio Oceguera Cervantes, alias "El Mencho".


En septiembre de 2010, 40 infantes de marina estadounidenses de la compañía Alpha, segundo batallón anfibio de asalto del campamento base del cuerpo de marines Lejeune, NC viajaron a Poptun, Guatemala para entrenar con los Kaibiles como parte del programa Intercambio de Expertos en Materia (SMEE). Según un comunicado de prensa sobre el SMEE en el sitio web del Servicio de distribución de información visual de defensa :

El campo de entrenamiento de Poptun Kaibil es donde el ejército guatemalteco entrena a sus soldados regulares del ejército para convertirse en kaibiles, o guerreros de élite especializados en la guerra en la jungla y operaciones de contrainsurgencia.
Entrenamiento de los Marines estadounidenses con los Kaibiles el 12 de septiembre de 2010 DVIDS

Con mucho, la secuencia más extraña de hechos que involucraron a los Matazetas se produjo después de un incidente en el que 49 cuerpos fueron abandonados en las calles de Boca del Río, Veracruz el 23 de septiembre de 2011. Un día después, un grupo que afirmó ser los "Matazetas" publicó un video mensaje en el que se atribuye la responsabilidad de los asesinatos y se disculpa con el público. Hicieron una brillante pero prolija personificación de los "Matazetas".

"Los Matazetas" se adjudicó la responsabilidad de los 47 cuerpos el 24 de septiembre de 2011

El 27 de septiembre de 2011, tres días después, los "Matazetas" hicieron otra aparición, esta vez fuertemente armados en la forma que el "CJNG" estandarizaría en su propaganda. Según informes de Animal Politico:

En ese comunicado, los sicarios del Cártel Jalisco Nueva Generación aseguran que 'desde 2006 venimos luchando por la tranquilidad y seguridad de todos y cada uno de nuestros paisanos jarochos', a quienes pidieron denunciar a cualquier zeta que conozcan, pero no ante la Policía, sino solo ante el Ejército y la Marina , las únicas corporaciones que 'hasta ahora no se han corrompido con sus ofertas de dinero en este estado ', mientras que, aclararon, 'por lo que nos corresponde, lo haremos en nuestro a su manera: hemos dado la muestra matando a cada uno de los Zetas que agarramos '.
"Los Matazetas", 27 de septiembre de 2011

Con el tiempo, "Los Torcidos" en Jalisco, Colima y Michoacán y "Los Matazetas" en Veracruz y Quintana Roo fueron reconocidos como una sola entidad: el Cártel Jalisco Nueva Generación.


En agosto de 2012, se informó que 200 infantes de marina estadounidenses fueron enviados a Guatemala para patrullar a lo largo de la costa del Pacífico en la Operación Martillo que comenzó el 15 de enero de 2012. La operación liderada por Estados Unidos involucró a personal militar o agentes del orden de Belice, Gran Bretaña, Canadá, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Francia, Guatemala, Honduras, Holanda, Nicaragua, Panamá y España.


Marine Times

Según un artículo de Marine Times que se publicó por primera vez el 7 de julio de 2014:

Los marines estadounidenses han trabajado en estrecha colaboración con sus homólogos colombianos durante generaciones, especialmente durante la última década, y los colombianos ahora comparten esa experiencia con naciones amigas de las Américas.

"En este momento, ya estamos desarrollando actividades de entrenamiento con aliados como Panamá, Costa Rica, Guatemala, Honduras y República Dominicana", dijo al Marine Corps Times el mayor general Héctor Pachón Cañón, comandante general de la Infantería de Marina de Colombia. "En esos países ahora mismo están los marines colombianos, difundiendo el entrenamiento que recibimos de los marines de Estados Unidos".

La influencia de los marines estadounidenses es evidente en todo lo que hacen los colombianos, desde su campo de entrenamiento y uniformes hasta la importancia que le dan al espíritu y los rasgos de liderazgo de los suboficiales, dijo el mayor Mike Alvarez, vocero de las Fuerzas de la Infantería de Marina del Sur.


SOFREP

En mayo de 2015, una operación supuestamente para capturar a "El Mencho" fracasó catastróficamente cuando un helicóptero fue derribado (supuestamente) por la "guardia pretoriana" de élite que protegía al líder del cartel cerca de Villa Purificación, Jalisco. En un preludio del espectáculo en Culiacán cuatro años después, fuerzas supuestamente leales a "El Mencho" se movilizaron simultáneamente en cuatro estados, quemando vehículos y levantando bloqueos. Según una columna en Estado Mayor sobre el incidente:

Su rostro es aún difuso, pero comienza a quedar delineado por las huellas que van dejando. El grupo criminal encargado de la seguridad de Nemesio Oceguera Cervantes, líder del Cártel de Jalisco Nueva Generación, es una mezcla de mercenarios de distinto origen. Son los “apátridas”, como los llamó el general Salvador Cienfuegos Zepeda, secretario de la Defensa Nacional. A ellos se les resposabiliza de la muerte de ocho militares de élite y un agente de la Policía Federal, que murieron tras el derribo con un lanzagranadas RPG-7 de un helicóptero de transporte de tropas. Este grupo demostró un nivel de adiestramiento pocas veces visto en el país, inédito en escala geográfica que abarcó cuatro entidades. ¿Cómo fue posible que más de un centenar de acciones ofensivas simultáneas no fueran previstas con antelación? ¿Por qué falló la inteligencia militar y el narco tendió una emboscada mortal solo posible con información privilegiada?

En las primeras horas del viernes 1 de mayo el general de división Miguel Gustavo González Cruz no daba crédito a los reportes que en tiempo real recibía. El comandante de la quinta región militar, que abarca las zonas militares de cinco estados del occidente del país, estaba en comunicación permanente con su colega, el también divisionario Roble Arturo Granados Gallardo, jefe del Estado Mayor de la Defensa Nacional. Un comando que actuaba como primer “anillo” de protección de Nemesio Oceguera Cervantes, líder de la organización criminal autodenominada Cartel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), había hecho contacto con la aeronave que iba a la vanguardia de la operación lanzada esa madrugada para detenerlo.

La avanzada encargada de capturtar al michoacano, no era cualquier unidad del ejército. Se trataba de una sección, alrededor de 40 efectivos, de integrantes del GAFE (Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales) del Alto Mando, perteneciente al Cuerpo de Fuerzas Especiales del Ejército y Fuerza Aérea Mexicana, unidad comandada por el general brigadier Miguel Ángel Aguirre Lara. Los soldados de élite habían sido atacados desde tierra por lanzacohetes RPG-7 y habían sido blanco de fusiles de asalto desde diferentes puntos. Las aeronaves de apoyo lograron hacer blanco en varios de los atacantes, pero al transcurrir de los minutos el “anillo” de protección del líder criminal había logrado cubrir su huida tras derribar el helicóptero que iba a la vanguardia y que llevaba a las tropas que concretarían la detención. Este golpe daría al traste con la operación.

Esa era una de las razones que tenía a los generales González Cruz, Granados Gallardo y al brigadier Aguirre Lara sumamente preocupados. Las tropas habían hecho contacto con un cuerpo especial que custodiaba a Oceguera Cervantes, el grupo estaba identificado de tiempo atrás, se sabía que lo conformaban desertores del ejército mexicano, quienes actuaban apoyados por ex soldados guatemaltecos y algunos ex marines estadounidenses quienes ofrecían sus servicios a los cárteles de la droga vía sus contactos en Centroamérica. Integrantes de este grupo fueron quienes presuntamente habrían entrenado a los llamados “matazetas”, el cuerpo paramilitar que apareció en Veracruz hace tres años y quienes se sabe actúan en zonas del Golfo, Estado de México y Michoacán donde sus enemigos tienen presencia.

Fuentes militares consultadas en Jalisco y en la ciudad de México coincidieron en señalar que la idea de maniobra, la capacidad de reacción, las técnicas de planeación y el uso de armamento más sofisticado era algo que se sabía estaban preparados algunos de los integrantes del grupo que custodia al “Mencho”. Quienes lo conforman serían mercenarios de “última generación”, “soldados de la fortuna”, algunos con experiencia en Afganistán e Irak, retirados y otros dados de baja, que ofrecen sus servicios como guardia pretoriana del líder del CJGN, señaló una fuente castrense en la capital del país.

Este grupo quedó identificado en días pasados por los periodistas Raymundo Riva Palacio y Salvador García Soto, quienes por separado, registraron en sus columnas la posible participación de ex marines estadounidenses en la operación de reacción que derribó el helicóptero y que costó la vida a ocho miembros del GAFE del Alto Mando y un policía federal, y tiene entre la vida y la muerte a otros tantos.

Lo que las fuerzas federales no contaban era que el grupo que custodiaba al “Mencho” también recibía información de inteligencia en tiempo real, lo que les permitió actuar con antelación, preparar el contraataque y blindar la fuga del área de Villa Purificación, el municipio jalisciense donde fue derribado el helicóptero que dejó siete muertos en el lugar, y varios heridos uno de los cuales murió posteriormente en la ciudad de México.

¿Dónde se rompió “el secreto de la operación”, en la planeación, en las órdenes iniciales, o en la compartimentación?, se preguntaban varios mandos militares horas después de conocerse el derribo de la aeronave. La duda recibió respuesta concreta en las horas siguientes a los bloqueos en más de 25 municipios de Jalisco, Colima, Michoacán y Guanajuato con los que respondió la “infantería” del CJNG.

Muchos sospecharon de inmediato que la operación había "fracasado" debido a filtraciones de la Policía Federal, sospechosa durante mucho tiempo de vínculos con el narcotráfico, que había participado en la operación. El gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, y el fiscal general, Luis Carlos Nájera, también fueron sospechosos en el momento de participar en el fallido operativo. Pero quizás haya otra forma de verlo.


Del 3 al 5 de abril de 2018, el vicepresidente colombiano, Óscar Naranjo, viajó a México para "fortalecer los mecanismos de cooperación". Se informó que el viaje fue para discutir las operaciones de los carteles de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación en territorio colombiano con la Fiscalía General de México. El viaje se mantuvo bastante tranquilo y, en su mayoría, pasó desapercibido para los medios nacionales.

El 22 de mayo de 2018, el secretario de Trabajo de Jalisco, Luis Carlos Nájera, ex fiscal general durante el gobierno de Aristóteles Sandoval al que se atribuyó el fallido operativo de captura de El Mencho, fue atacado por hombres armados y resultó herido en un fallido atentado contra su vida. Un niño murió y 16 personas resultaron heridas. El atentado tuvo muchas similitudes con el fallido atentado contra Omar García Harfuch el 26 de junio de 2020. Ambos hechos fueron atribuidos al "CJNG".

El atentado a Luis Carlos Nájera fue la primera acción atribuida al "Grupo Élite", un misterioso grupo de fuerzas especiales al servicio del "CJNG".

Proceso

Luego del ataque a Nájera, Aristóteles Sandoval habría dicho en conferencia de prensa que el CJNG reclutó a colombianos que “ tenían experiencia y sobre todo entrenamiento en el tema guerrillero o incluso militar ”. Según Sandoval, las autoridades de Jalisco detectaron la presencia de mercenarios colombianos o soldados desde algún tiempo entre 2013 y 2014. Sandoval manifestó que esta información había sido entregada a la Procuraduría General de la República (PGR), sobre los campos de entrenamiento del "CJNG" que se habían descubierto en el estado. Según Sandoval:

Esto lo contamos a la PGR hace cuatro años [aproximadamente 2014], sabemos cómo es la capacitación, cómo es la operación y por eso es importante encontrar estos campamentos que generalmente se instalan en lugares remotos como las montañas.
Tenemos informes desde hace cinco años, hemos señalado la propagación de este cartel con estrategia y sobre todo con la inclusión de personas expertas, no solo de Colombia, sino de otras partes del mundo.

El 1 y 2 de junio de 2020, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de México en coordinación con el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos congeló más de $ 1 mil millones de dólares en activos pertenecientes a "CJNG" en la Operación Agave Azul. Dos días después, apareció una fotografía en las redes sociales que mostraba un logo de "CJNG Grupo Élite" con el famoso lema de los Kaibiles guatemaltecos: Si avanzo, sígueme. Si me detengo, aprémiame. Si retrocedo, mátame!

Twitter

El 17 de julio de 2020, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que el control del puerto de Manzanillo, Colima sería entregado al ejército mexicano. Más tarde esa noche, CJNG Grupo Élite lanzó un video de propaganda como nunca antes se había visto. El video mostraba un convoy intimidante de 22 vehículos blindados y pintados y 74 hombres vestidos impecablemente con uniformes a juego.

Al día siguiente, geolocalizamos el lugar donde se filmó el video en un lugar en las afueras de Tomatlán, Jaliscó aproximadamente a 4 km de una base militar y a 2 km de una estación de policía.

19 ° 57'50 "N 105 ° 15'42" O, Google Earth

El 18 de julio de 2020, 20 estudiantes de Guanajuato fueron secuestrados en Puerto Vallarta, una ciudad hermana de Tomatlán, en Jalisco. El caso tenía inquietantes similitudes con la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa en Iguala, Guerrero en 2013. En enero de 2020, se rumoreaba que una seria reciente de asesinatos en Tomatlán había estado relacionada con una disputa en Puerto Vallarta que involucraba a varios colombianos asociados con el "CJNG".


En agosto de 2020, la Armada de Colombia informó de la incautación de un "narcosubmarino" que transportaba más de una tonelada métrica de cocaína frente a las costas de Tumaco, Nariño. Afirmaron que la embarcación pertenecía al CJNG y se dirigía a México.

Mexico News Daily (Hola, Scott 🖕)

El 18 de diciembre de 2020, Aristoteles Sandoval fue asesinado en un golpe profesional en Puerto Vallarta, Jalisco. Según el actual fiscal general de Jalisco , el personal del restaurante supuestamente limpió todo rastro de evidencia física en la escena del crimen y borró las imágenes de seguridad del ataque. El asesinato se atribuyó al "CJNG".

Continuará…